facebooktwitter""Google +YouTube
05
Mayo
2016

Controles de accesos biométricos: fiabilidad absoluta

Controles de accesos biométricos: fiabilidad absoluta

La seguridad es, a veces, uno de los puntos más débiles en empresas o instituciones. Mejorar este aspecto se ha convertido por tanto en uno de los grandes retos y, afortunadamente, las nuevas tecnologías ayudan, y mucho, en la labor de conseguirlo. Los sistemas de control de accesos son cada vez más complejos, más sofisticados y también mucho más fiables.

Los tradicionales sistemas mediante tarjeta siguen funcionando y son útiles en determinadas circunstancias, pero en la mayoría de los casos resultan ya insuficientes. Por esta razón, se han ido completando, con otro tipo de medidas, como la necesidad de introducir una clave de accesos. Sin embargo, para lugares en los que hay que extremar la vigilancia, no son demasiado fiables porque una tarjeta se puede perder, una clave su puede conseguir de mil formas diferentes o en el peor de los casos, se puede entregar voluntariamente la tarjeta a otra persona para que la utilice de una manera indebida.

Cámaras de vigilancia más adecuadas

La posibilidad de fraude o de que una persona no autorizada acceda a un recinto protegido es mucho más complicada cuando lo que se usan son sistemas de control de acceso biométrico. Un número se puede conseguir, una tarjeta se puede clonar, pero una huella dactilar no. Tampoco otras medidas que se pueden utilizar en sistemas de seguridad, como puede ser el iris.

Esta es la gran ventaja de los sistemas que se basan en aspectos biométricos. Cierto es que este tipo de controles suponen una mayor inversión, pero se recupera en forma de mayor seguridad y en la no necesidad de contar con personal de vigilancia, que, evidentemente, también puede cometer errores o actuar de manera poco honesta.

Además, los sistemas de accesos controlados mediante biometría se pueden instalar en cualquier empresa o entidad, ya que su capacidad de almacenamiento de datos es muy alta, permitiendo guardar los de centenares de empleados o personas autorizadas. No hay, por tanto, límite alguno en estos sistemas.

Sistemas de control especialmente indicados en casos concretos

Evidentemente, no siempre son necesarias tantas medidas de seguridad. En una empresa cualquiera, con una actividad productiva normal, el uso de la biometría puede ser exagerado. Pero hay casos muy particulares en los que cualquier precaución es poca para evitar el acceso de personal no autorizado. Ejemplos hay muchos: desde un laboratorio experimental a un lugar en el que se almacenen armas, desde un centro de investigación de alto nivel a un almacén donde se guardan objetos especialmente valiosos.

Los sistemas de control de accesos nacieron para dar una respuesta eficaz a la necesidad de vigilar y controlar el tráfico de personas en lugares sensibles. Los medios para burlarlos están ahí, pero la tecnología busca cada vez sistemas más difíciles de engañar, como es el caso de la biometría.

Redactado por Javier Romero

Categorías: Blog Tecnitran, Control de Accesos

Dejar un Comentario

Está comentando como invitado.

Contacto:

Tecnitrán Telecomunicaciones
C/ Betanzos, 8
28925 - Alcorcón
Madrid
Tel.: 91 610 66 78
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Contacta

?>

Las cookies permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de las mismas Ver política